Pagina 23
The Islamic Bulletin
Volume XX No. 4
EL PROFETA (SAWS) DIJO:
“Hay siete a
quienes Allah
amparará bajo Su
sombra en el día en
que no habrá más
sombra que la Suya:
un gobernante
justo; un joven que
creció adorando a
Allah, Poderoso y
Majestuoso; alguien
cuyo corazón está apegado a las mezquitas; dos hombres que
se aman por la causa de Allah, se reúnen o se separan por Él; un
hombre que es tentado por una mujer rica y bella [para seducir-
lo], pero él la rechazó diciéndole: “Yo temo a Allah”; alguien que
da en caridad ocultándola de tal forma que su mano izquierda
no sabe cuánto ha dado su derecha; una persona que recuerda
mucho a Dios en privado, y se le llenan los ojos de lágrimas”
(Bukhari, Muslim)
En este hermoso hadith, el Profeta (saws) habló sobre pequeños
actos de adoración que resultan en una recompensa tan
enorme: la sombra en el día en que no habrá más sombra que la
Suya. Esto puede no parecer mucho al principio, pero luego de
reflexionar sobre el siguiente hadith: “En el Día de la Resurec-
ción, el sol estará tan cerca de la gente como a sólo a una milla
de distancia. La gente estará sumergida en su sudor de acuerdo
con sus obras Entonces, ¿quién no querría estar ese Día bajo el
Trono y protección de Allah Azza wa yal?
Examinemos ahora las características y virtudes de estas siete
categorías de personas que serán dignas de una posición tan
exaltada en el Día de la Reunión.
1. ‘Un Gobernante Justo...’
El concepto de justicia en el Islam es muy importante, y es algo
que los musulmanes- gobernante y gobernados- deben aplicar
en todos los asuntos sin excepción. La justicia significa dar a cada
uno el derecho que se merece: musulmán o no musulmán, fa-
miliar o desconocido, amigo o enemigo. Allah dice: ‘...Y que el
odio que podáis sentir por unos, no os lleve al extremo de no ser
justos. ¡Sed justos! Eso se acerca más a la temerosidad” (Quran
Surat Al-Maa’idah 5:8).
Desafortunadamente, aún si admitimos esto en teoría, rápida-
mente lo olvidamos en la práctica. Podemos notar que cuando
hablamos de nuestros amigos y seres queridos, los alabamos más
allá de lo comprensible, pero cuando hablamos de aquellos con
los que tenemos diferencias, no podemos encontrar nada bueno
en ellos y sólo nos enfocamos en sus sus defectos. El concep-
to de justicia es más importante para el gobernante, ya que se
encuentra a cargo de su gente y es el principal impartidor de la
justicia en su tierra. Por esta razón, el gobernante está menciona-
do como uno de los siete que serán honrados con la sombra de
Allah.
2 ‘Un joven que creció adorando a Allah...’
De hecho, es una gran bendición de Allah para un jóven el ser
guidado hacia la adoración y ser amigo de los justos ya que es en
la juventud que una persona es más vulnerable a las tentaciones
de la vida y propenso a apartarse del Camino del Islam. Esto se
hace evidente cuando observamos la sociedad que nos rodea
y vemos que la mayoría de las distracciones mundanas como
la música, los juegos, las discotecas, la moda, el facebook, etc.,
todo está específicamente dirigida a los jóvenes. ‘¡Sólo eres joven
una vez!’ se les dice, es por eso que muchos musulmanes hoy en
día desperdician su juventud pensando que ellos rezarán, se cu-
brirán con el hiyab e irán al Hayy, etc cuando sean viejos, como
si tuvieran una garantía por parte de Allah de longevidad. Cuanto
bien nos haría prestar atención al consejo del Profeta (saws) que
dice: ‘Toma ventaja de cinco cosas antes de que cinco cosas te
sobrevengan: tu juventud antes de tu vejez, tu salud antes de tu
enfermedad, tu riqueza antes de tu pobreza, de tu tiempo libre
antes de estar ocupado y de tu vida antes de tu muerte’
3. ‘Alguien cuyo corazón está apegado a las mezquitas…’
Hay una gran estimulación en la Sunnah para que los hombres
recen en las mezquitas, y la recompensa asociada con ello es
tremenda. No sólo hace que la persona sea honrada para estar
bajo la Sombra de Allah en el Día del Juicio, sino que él no da
un paso (hacia la mezquita) que debido a ello no es elevado un
rango y una falta es removida de él. Luego, cuando él reza, los
ángeles no deján de pedir por él mientras permanece en su lugar
de oración [diciendo]: ¡Oh Allah, bendícelo!, ¡Oh Allah, ten
misericordia de él! … (Bukhari).
4. ‘Dos hombres que se aman por la causa de Allah, se reúnen
o se separan por Él…’
El amor mutuo por la causa de Allah es una de las grandes puer-
tas que conducen al bien en la Vida del Más Allá, y una causa
para saborear la dulzura de la fe en este mundo. El amarse el
uno al otro por la causa de Allah siginifica que el musulmán no
ama a otro excepto para la corrección de su Din. Asi que no im-
porta como luce la persona, lo que viste, cuan pobre o rico sea,
de donde viene, o el color de su piel- talvez te desagrada todo
acerca de él, pero lo amas por su fe: esto es amar por la causa
de Allah. Allah, el Poderoso y Magnificiente dijce: “Aquellos que
se amen el uno al otro por Mi gloria tendrán manabir (pilares) de
luz, y los Profetas y mártires desearán tener lo mismo”. (Tirmidhi,
Ahmed). ¡SubhanAllah! Imagina ser envidiado por los mensajeros
escogidos de Allah, y aquellos que fueron muertos en Su camino.
Tal es la recompensa de aquellos que se aman mutuamente sólo
por la causa de Allah.
5. ‘un hombre que es tentado por una mujer rica y bella [para
seducirlo], pero él la rechazó diciéndole: “Yo temo a Allah”…’
Este mundo está lleno de tentaciones que conducen a quemarse
en el Fuego, y entre ellos está la tentación que proviene de las
mujeres. Muchas veces un hombre ha conducido a su alma a la
destrucción a causa de la tentación de una mujer, es por eso que
el Profeta (saws) advirtió específicamente a su ummah (nación)
acerca de esto, él (saws) dijo: “Verdaderamente la vida mundana
es dulce y verde, y verdaderamente Allah va a estableceros como
sucesores sobre ella a fin de ver como actúais. Asi que sean
conscientes de la dunia y sean conscientes de la tentación de las
mujeres; ciertamente la primera tribulación de los Hijos de Israel
fue causada por las mujeres” (Muslim)
La previsión más importante que necesitamos para protegernos
de esta y otras tentaciones en la vida es el temor (khawf) de
Allah. Este hecho es mencionado en la siguiente ayah (capitulo)
del Corán: “Pero quien temió que habría de comparecer ante
su Señor y refrenó su alma del deseo, tendrá como morada el
Jardín” (Quran Surat Naazi’at 79:40-41).
6. ‘Alguien que da en caridad ocultándola de tal forma que su
mano izquierda no sabe cuánto ha dado su derecha…’
Esto describe al tipo de persona que recurre a cualquier cosa
para protegerse de Ar-Riyaa. Ar-Riyaa significa hacer obras para
obtener elogios y el reconocimiento de las personas. Este pecado
destruye todos los beneficios que se encuentran en las buenas
acciones y trae un serio castigo para quien infringe en ello. Esto
es particularmente peligroso porque está en la naturaleza del
hombre el deseo y regocijo de ser elogiado por los demás. Por
lo tanto, se debe tener mucho cuidado y asegurarse de que las
intenciones de uno empiecen y permanezcan puros cada vez
que se realice buenas acciones (por ejemplo, la caridad), no
DICHOS DEL PROFETA (SAWS)
1...,13,14,15,16,17,18,19,20,21,22 24,25,26,27,28,29