Pagina 8
The Islamic Bulletin
Volume XX No. 4
Allah dice en el Quran:
“Aquellos que cuando ocurre una desgracia dicen:
‘Innalilahi wa inna ilaihi rayiun’ de Allah somos y a Él hemos
de volver.” (Quran 2:156) ”Toda alma ha de probar la
muerte, y luego regresaréis a Nosotros” (Quran Sura 29:57)
Nosotros decimos esta frase, “Innalilahi wa inna ilaihi
rayiun” “de Allah somos y a Él hemos de volver” cuando alguien
muere, cuando perdemos algo o sufrimos un contratiempo o
daño. Pero… ¿sábes lo que realmente significa?
En otras palabras, quiere decir que todo lo que tenemos
no nos pertenece sino a Allah.
Mira alrededor tuyo; todo lo que ves, todo lo que tienes
y lo que hay….en ti, alrededor tuyo…. Le pertenece unicamente
a Allah. Es Allah Quien te ha dado toda las cosas y bienes que
posees, los autos de los cuales eres dueño, la casa en las que
vives, los hijos con los que Él te ha bendecido, la salud que te dio,
el tiempo que Él te ha permitido vivir en esta tierra, todo esto es
de Allah. Incluso los cuerpos que poseemos y la vida que tenemos
le pertenece solamente a Allah, es el verdadero Dueño de todo.
“… Y la herencia de los cielos y la Tierra pertenece a
Allah...” (Quran: 3:180)
“De Allah es la soberanía de los cielos y de la tierra y
de lo que hay entre ambos. Él es el que tiene poder sobre todas
las cosas.” (Quran: 5:120)
Ahora, como todo le pertenece a Allah, entonces
también debemos incluir a la lista nuestras almas. Esas almas a las
cuales consideramos nuestro “yo”; nuestros nafs; nuestro “ser” —
como quiera que lo llames — eso que te distingue del resto del
mundo, le pertenece a Allah.
Y en el Islam ese es la esencia del concepto de sumisión
a Allah. Dado que Él es el verdadero Poseedor de todo, y todo
es de Su propiedad, Él asigna lo que quiere a quien quiere…..y
luego lo quita. Igual que cuando un amigo te presta su libro
y después de unos dias lo quiere devuelta y lo regresas…sin
lamentarte…..ni entristecerte…sin cuestionarlo. Al fin y al cabo,
todo Le pertenece a Allah.
Por lo tanto, Él puede darte algo y después de un tiempo
tomarlo de nuevo. Él puede bendecirte con un hermoso niño que
amas mucho... y luego podría llevárselo. Puede darte riqueza,
honor y estatus… y después podría quitártelo. De igual manera
con la juventud, vitalidad y salud que ciertamente después lo
retirará. Recuerda… el hombre viene a este mundo con las manos
vacias…y se va con las manos vacias.
Cada día que pasa, cada día en el que respiramos
y emprendemos nuestras vidas, no es sino un día más cerca a
nuestro final, más cerca del retorno a nuestro Creador. En muchas
culturas la muerte es algo de lo cual no se habla. De hecho,
verás que la mayoría de los cementerios son muy hermosos, con
pasto verde y decoraciones que te desvían de la realidad de este
acontecimiento.
En esta edición del Boletin Islámico describimos cómo
realizar el Salat ul Janaza en la pagina 14 y 15 y mientras te
encuentres parado rezando por el difunto, recuerda que llegará
el día en el que estarás acostado impotente mientras otros rezan
por ti. ¿Pensaste en tu muerte, cuando tu tiempo se termine y ya
no puedas hacer nada más de lo que has hecho? Cada vez que
escuches la noticia de que alguien ha muerto, piensa que tu turno
se está acercando y que un día te tocará a ti.
Piensa mucho más en ello cuando estes rezando y pide
perdón. Veo todo esto como un recordatorio. La muerte es un
hecho que es difícil de asimilar porque pensamos que no es para
nosotros. Alguna gente piensa que volverán a Allah cuando sean
ancianos, pero ¿cómo podemos estar seguros que vamos a vivir un
día más? El propfeta Muhammad (saws) solía recordar la muerte
muchas veces al día.
Después que la muerte haya venido -aquellos que
hicieron el mal en esta vida, ciertamente desearán poder volver a
esta vida y tener otra oportunidad para hacer el bien, pero para
ese momento ya será muy tarde. Ahora es el tiempo de cambiar
nuestro estilo de vida y obedecer a Allah, antes de que sea
demasiado tarde. Seamos uno de los que estarán bajo la sombra
del Trono de Allah.
“I
nnalilahi wa
inna
ilaihi
rayiun
Yo pedí fortaleza .................... y Allah
me dio dificultades para hacerme más
fuerte.
Yo pedí Sabiduría .................... y Allah
me dio problemas para resolver
Yo pedí prosperidad ................ y Allah
me dio inteligencia y fuerza para traba-
jar.
Yo pedí valor .......................... y Allah
me dio peligros para sobrellevar.
Yo pedí amor .......................... y Allah
me dio personas afligidas para ayudar.
Yo pedí favores ...................... y Allah
me dio oportunidades.
No recibí nada de lo que quería mas
recibí todo lo que yo necesitaba.
Allah responde a mis súplicas
Pide y Él te dará
1,2,3,4,5,6,7 9,10,11,12,13,14,15,16,17,18,...29